“Proyecto 8M”: La revolucionaria iniciativa de Jackson y Boric para la equidad de género

“Proyecto 8M. Modificaciones legales desde una perspectiva feminista”. Ese es el nombre que escogieron los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric para titular un proyecto que busca la igualdad de derechos entre hombres y mujeres y que presentarán esta mañana en el Congreso.

La iniciativa plantea modificaciones tanto en el ámbito laboral como educacional, “promoviendo transformaciones que -de ser aprobadas- podrían cambiar ciertos patrones culturales, fuertemente arraigados y avanzar en una sociedad con perspectiva feminista”.

Entre los puntos que contempla el proyecto, destaca el derecho irrenunciable al postnatal de los padres. “Se le otorgará al padre, de manera exclusiva, un postnatal a partir de la séptima semana del hijo, subsidiando su remuneración. La legislación actual sólo otorga cinco días al hombre, y el postnatal optativo que la madre puede ceder no es utilizado por el padre, atentando de esta manera con la debida corresponsabilidad”, señala la norma.

Asimismo, se busca igualar el sueldo de hombres y mujeres que realicen el mismo trabajo,“pudiendo demandar al empleador en caso de incumplimiento, además de establecer multas y la obligación de que se pague la diferencia que injustamente no se pagaba”.

“Para garantizar la igualdad salarial, las empresas deberán contemplar en su Reglamento Interno los siguientes datos: la definición general del cargo, calificación necesaria, condiciones de permanencia y trabajo requerida, responsabilidad y nivel jerárquico, información que será fiscalizada por la Dirección del Trabajo”.

En tanto, se obligará a las empresas que cuenten con más de 20 trabajadores a disponer de sala cuna. “La actual ley establece este beneficio sólo para las mujeres y no así para los hombres que son padres. Esto desincentiva la contratación de mamás porque las empresas no quieren asumir el costo de la sala cuna por lo que contratan a menos de 20 mujeres”, dice el texto.

En cuanto al área educacional, el proyecto propone otorgar cátedras de género obligatorias a las instituciones que impartan carreras de pedagogía.

“Dado que la sala de clases es el espacio de formación y donde empiezan a forjarse los estereotipos de género, el proyecto de ley establece como requisito de calidad que todas las personas que estudian para ser docente se encuentren obligadas a realizar al menos un curso con perspectiva de género, de manera de asegurar que en el futuro impartirán clases con conocimiento relativo a la construcción de género y la promoción de la igualdad entre niños, niñas y adolescentes independiente de su género u orientación sexual”.

Asimismo, se plantea incluir en la ley de acoso escolar la violencia de género, enfatizando que “en caso de ser realizado por un estudiante a otro, se promoverá a quien lo ocasione una formación en género antes que sanciones como la suspensión o expulsión”.

Por último, los parlamentarios proponen que todos los colegios sean mixtos. “El proyecto de ley pretende acabar con la segregación por razones de género, sexo u orientación sexual, lo que es coherente con una verdadera inclusión que impide se manifiesten y perpetúen los estereotipos de género desde temprana edad”.

“Con este proyecto buscamos volver al debate en un día importante como es el día en que se conmemora la lucha por los derechos igualitarios entre hombres y mujeres”, dijo Jackson a La Tercera.

“Por eso hemos presentado este proyecto que intenta modificar aspectos importantes de la legislación tanto laboral como en materia de educación, para que tanto niños, niñas, adultos y adultas puedan tener derechos igualitarios a la hora de estas relaicone stanto educativas ocmo laborales”, añadió.

Los legisladores presentarán la iniciativa a las 11:30 en el Congreso Nacional, acompañados por representantes de organizaciones del Frente Amplio que participaron en la elaboración del proyecto como Izquierda Libertaria, Movimiento Autonomista, Revolución Democrática, y Nueva Democracia.

 

Fuente: La Tercera