Histórico: Cámara de Diputados aprueba la adopción homoparental y la despacha al Senado

La Cámara de diputados aprobó y despachó ayer la reforma a la ley de adopciones que permite a parejas de igual y distinto sexo criar a niños y niñas, siendo el avance festejado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) organismo que firmó un acuerdo con el Estado de Chile ante la Comisión de Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para la igualdad legal de las familias homoparentales.

La iniciativa fue aprobada en general por 104 votos a favor, 34 en contra y una abstención, al tiempo que se dio luz verde a diversos articulados que garantizan la adopción homoparental y se rechazaron otras indicaciones, principalmente impulsadas por el Gobierno, que limitaban los derechos de niños y niñas a contar con dos padres o dos madres.

En específico se aprobó por 101 a favor, 34 en contra y una abstención que el fin de la ley es “velar por el interés superior del niño, niña o adolescente adoptado, amparando su derecho a vivir y desarrollarse en el seno de una familia, cualquiera sea su composición, que le brinde afecto y le procure los cuidados tendientes a satisfacer sus necesidades espirituales y materiales, cuando ello no le pueda ser proporcionado por su familia de origen”.

Además se estableció la prohibición de la discriminación por orientación sexual o identidad de género y se permitió a parejas de igual o distinto sexo unidas civilmente  la crianza de niños o niñas.

En contraposición se rechazaron dos indicaciones del Gobierno a los artículos 28 y 39 del proyecto de ley, donde se buscaba establecer a todo evento que los roles de “padre y madre” debían privilegiarse, en desmedro de las familias homoparentales. La primera indicación fue rechazada por 3 a favor, 73 en contra y 6 abstenciones y la segunda por 63 a favor, 78 en contra y 2 abstenciones. De todas formas, el ministro de justicia Hernán Larraín, anunció que insistirá con estas indicaciones en la tramitación en el Senado.

Pese al triunfo de la diversidad familiar, el Ejecutivo sí logró introducir un artículo prejuicioso donde se indica que “si el niño, niña o adolescente manifiesta su voluntad de tener un padre y una madre, el juez deberá considerarlo en forma preferente”.

En términos generales, el proyecto despachado permite adoptar a un matrimonio, a convivientes civiles o solteros/as, quienes deberán cumplir con requisitos laborales, habitacionales, previsionales y de salud física o mental, además de “capacidades socioafectivas e historia vincular de apego”.

A la par se permite la “adopción en el vientre”, es decir previa al nacimiento, así como que las personas no residentes en Chile, sean nacionales o extranjeras, puedan adoptar. De la misma manera,  se regula a los guardadores a través de un programa de acogimiento familiar.

El perfeccionamiento del proyecto de ley de adopciones fue posible gracias al trabajo que en la Comisión de Familia  y el Adulto Mayor desarrollaron de los/as diputados/as Natalia Castillo (RD), Pamela Jiles(PH), Karol Cariola (PC), René Saffirio (FR), Sebastián Keitel (Evópoli), Carola Marzán (PPD), Raúl Soto(DC) y Luis Rocaffull López (PS). En el lado opuesto se ubicaron los/as congresistas Francesca Muñoz (RN), Eduardo Salinas (RN), Gustavo Sanhueza (UDI), Álvaro Carter (UDI), Cristóbal Urritoechea (RN), quienes en todas las ocasiones votaron en la Comisión de Familia contra las parejas del mismo sexo.

Fuente: Movilh.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *