Código Rosa: Los Fetiches y Parafilias mas extraños que podrías conocer

En cuanto al sexo , las diferencias individuales imperan, pues cada uno de nosotros tiene gustos distintos y nos excitamos por distintos motivos. El sexo se vive desde la intimidad, de una forma privada y personal. En esa intimidad podemos ser capaces de dejarnos llevar por nuestros pensamientos eróticos. En ese momento, la mente, el cuerpo y las emociones se fusionan, llevándonos incluso a disfrutar de situaciones prohibidas.

Pero algunas personas llevan sus fantasías más allá, pues a veces las materializan en objetos fetiches, situaciones bizarras o manías extrañas, lo que se conoce como fetichismo, un tipo de parafilia. Las fantasías fetichistas son frecuentes, pero no configuran un trastorno a no ser que lleven a rituales que sean tan inaceptables como para interferir con la relación sexual y causar un malestar individual.

Los fetiches sexuales son aquellas prácticas que se caracterizan por provocar excitación u orgasmos mediante el uso de objetos, sustancias o una parte del cuerpo en particular.

Aunque para muchos la palabra «fetiche» puede ser un poco intimidante, es una práctica común e inofensiva que, de hecho, puede mejorar la experiencia sexual. 

Para otros se convierte en una conducta recurrente y necesaria para la excitación sexual. En esos casos, el fetichismo se llega a considerar un trastorno patológico.

A pesar de esto, por lo general, es una simple manifestación de la sexualidad tanto en los hombres como en las mujeres.

Los fetiches más extraños

Existen más de 130 categorías distintas, pero, en el artículo de hoy, vamos a describir los 10 fetiches más extraños.

1. Mecanofilia

La mecanofilia es una parafilia en la que un individuo se excita por las máquinas (vehículos, bicicletas, motos, etc.) o gadgets. Pero lo que lo que les atrae no es mantener relaciones sexuales en el vehículo o fuera de él, sino que lo que les excita es la máquina en sí. Los juguetes o aparatos sexuales, como por ejemplo vibradores, no tienen nada que ver con la mecanofilia.

2. Parcialismo

Las personas que padecen parcialismo se excitan únicamente ante una parte específica del cuerpo. El más habitual es la podofilia, es decir excitarse con los pies. Pero también pueden ser las manos o los pies con tacones. Los casos extremos solamente sienten excitación al tener relaciones sexuales con esa parte del cuerpo.

3. Ursusagalamatofilia

Este tipo de fetichismo de nombre ursusagalamatofilia hace referencia a la excitación que algunos individuos sienten hacia las personas que proyectan cualidades y características de animales. Por ejemplo, una persona muy peluda por consideralo un osito. Sí, tal como suena.

Enterate de todo esto y mucho más de parafilias en el programa Código Rosa este 11 de Septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *