Festival de Viña 2020: Las polémicas, los mensajes y las sorpresas que dejó la 61° edición del evento

Además de ser muy comentado y criticado a través de las redes sociales, el certamen de la Ciudad Jardín también fue utilizado por los artistas como plataforma para expresar opiniones políticas. Asimismo, contó con varios hechos inesperados.

fuente: www.emol.cl

Violentas manifestaciones ocurridas en la primera noche, comentarios políticos de los artistas y la polémica presentación del grupo anglo «Maroon 5», son algunas de las situaciones que marcaron la versión número 61 del Festival de Viña del Mar y que quedarán para el recuerdo.

El certamen, cuya organización decidió no suspender tras el estallido social del 18 de octubre de 2019, estuvo rodeado de controversias, mensajes y sorpresas.

En Emol hicimos una selección de los hitos más importantes de la edición 2020 del festival latino más grande del mundo.

Las polémicas

La primera jornada de Viña 2020 estuvo marcada por los incidentes ocurridos en las cercanías de la Quinta Vergara. Un grupo de manifestantes violentos atacó el hotel O’Higgins, lo que hizo que este cerrara indefinidamente debido a los daños sufridos. Pero esa no fue la única consecuencia, en el lugar alojaban artistas que participarían en la obertura del evento y participantes de las competencias Internacional y Folclórica. Y si bien estas últimas comenzaron el día lunes, la obertura que estaría a cargo del grupo Tiro de Gracia, nunca se llegó a hacer.

Asimismo, una turba atacó el auto en el que se desplazaba el humorista Stefan Kramer junto a su familia hacia la Quinta Vergara, y también apedrearon el vehículo en el que era transportado parte de la comitiva de Ricky Martin. El artista de prestigio internacional pudo haber cancelado su show debido a la falta de seguridad, pero decidió hacerlo de todas formas.

Otra de las controversias sucedió en la noche del miércoles 26, cuando el grupo humorístico «Fusión Humor» fue despedido del escenario tras ser reconocidos con las Gaviotas de Plata y de Oro. El hecho hizo que el «Monstruo» despertara y pifiara a los animadores durante comerciales y el desarrollo de las competencias, acusándolos de «censura».

Sin embargo, en la conferencia de prensa posterior a su presentación, los integrantes de Fusión Humor explicaron que habían sido ellos los que excedieron el tiempo que tenían para realizar su show y que no fueron censurados. Al día siguiente, durante el show de Paul Vásquez «El Flaco», Martín Cárcamo dejó entrever que habían cometido un error.

La última gran polémica ocurrió con el único grupo anglo que se presentó en Viña 2020: Maroon 5. La banda inició su presentación con 27 minutos de retraso y el vocalista fue distante, desafinó en varias ocasiones, apenas interactuó con el público y estuvo serio durante casi todo el show. Además, previamente habían solicitado que su espectáculo no fuera interrumpido, por lo que no hubo entrega de galardones sobre el escenario.

La actuación del grupo fue duramente criticada en redes sociales y el vocalista, Adam Levine, fue trending topic durante todo el viernes, por lo que decidió dar explicaciones a través de Instagram. Su ofrecimiento de disculpas apareció incluso en medios internacionales.

Los mensajes

La exposición que otorga el Festival de viña dio pie para que casi todos los artistas se refirieran al estallido social y la contingencia, a excepción del español Pablo Alborán y Maroon 5.

Es así como la rutina de Stefan Kramer estuvo enfocada casi en un 100% en el estallido, las demandas sociales y la polarización de la sociedad chilena. Las imitaciones del actor y la referencia que hizo a la «primera línea», fueron ampliamente comentadas en redes sociales, medios y también por algunas autoridades.

Otro de los mensajes que más dio que hablar lo protagonizó Mon Laferte, cantante que detuvo en un momento su show y se refirió a su impasse con Carabineros de Chile y la citación a declarar ante la fiscalía que pidió la institución.

«Al principio pensé que era una broma, después me di cuenta que no era una broma. Desde ese entonces hasta hoy, yo he estado con mucho miedo. ¿Puede ser un delito expresar una opinión?», dijo.

Los humoristas Javiera Contador y «El Flaco» incluyeron referencias a la crisis social dentro de sus rutinas. Ricky Martin señaló «yo estoy contigo Chile (…) Nunca callados, siempre con amor y con paz, pero nunca callados, exijan lo que ustedes quieren»; y aunque Ana Gabriel afirmó que no le gustaba hablar de política, llamó a orar por Chile.

Por último, el acto conmemorativo por los 10 años del 27-F fue también criticado en redes sociales. Esto debido a que en una pantalla del escenario fue exhibida la icónica imagen que muestra a Bruno Sandoval levantando de entre los escombros una bandera chilena sucia y rota. Fue el mismo Sandoval quien manifestó en redes sociales que debieron haberle consultado antes de proyectar la imagen. «Aún estoy vivo y soy yo el que aparece en la foto», escribió, y también publicó: «Por lo menos deberían haberme invitado».

Las sorpresas

En la tercera jornada del Festival, el dúo Pimpinela fue muy bien recibido por el «Monstruo». A pesar de salir al escenario pasadas las 02.00 horas, los hermanos argentino lograron mantener a gran parte del público en sus asientos, coreando sus canciones.

En un momento de su show invitaron a familiares a subir a la tarima para interpretar «La familia» y cuando anunciaron que se iban, el público no lo permitió. Finalmente hicieron dos bis. y se despidieron de Viña 2020 con una Gaviota de Plata y otra de Oro.

Ozuna también fue una de las sorpresas de la 61° versión del Festival de Viña. El puertorriqueño abrió la última noche del evento, e hizo bailar y cantar a toda la Quinta Vergara con éxitos como «Te boté» y «Taki Taki», entre muchos otros.

El cantante de música urbana ofreció un show de 75 minutos en total, demostrando una buena calidad vocal, lo que le valió recibir las Gaviotas de Plata y de Oro.

La sexta noche de Viña 2020 también entregó otra sorpresa: el humorista Pedro Ruminot, quien con una rutina variada que tocó desde el estallido social hasta su vida personal, hizo reír al público a carcajadas.

Además, el comediante tenía dos inesperados invitados: el ex futbolista Marcelo Barticciotto, junto a quien interpretó «Ya nada es importante» -tema que popularizó con Keko Yunge en 1999-, y Frank Madero, vocalista de El Símbolo, que cantó «1, 2, 3» y «Levantando las manos», haciendo bailar a toda la Quinta Vergara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *