«La Constitución actual es marañenta»

Respetado transversalmente como uno de los cantautores y productores musicales más versátil de la región del Maule, Pájaro Provinciano habla, en exclusiva con quedura.cl, sobre la importancia de una nueva constitución  y el sitial que deberá tener la cultura y las artes en nuestra próxima carta magna.

 

Por Cristián Hormazábal

 

1- Hola, muchos creen que este proceso constituyente tiene una carga simbólica. Es decir, con una nueva constitución se acaba la dictadura de Pinochet y todo su sistema de gobierno.  De cara al 26 de abril ¿cómo posicionas la libertad de expresión, la cultura  y la educación en la próxima constitución?

R: Creo que las injusticias a que dio pié la redacción de la actual constitución no se frenan sólo cambiando el texto, pero sí que mejoraría la situación si se garantizara constitucionalmente algunos derechos por ejemplo: el derecho a la salud y a la educación.  Con lo anterior quiero decir que la Constitución actual es marañenta, tramposa, porque, por ejemplo te dice que tenemos un montón de derechos en el artículo 19 , pero en el artículo siguiente te dice que los más importantes -como los que menciono- no se protegen constitucionalmente a través del recurso de protección. Eso por dar sólo un ejemplo.

 Creo que no basta con sólo redactar un nuevo texto que suene bonito, sino que también hay que aplicarlo, y creo que no hay que olvidarse de hacerlos valer en la práctica, con la libertad de expresión por ejemplo: no hay que dejar que nadie te censure, ya sea de forma sutil o brutal, aún podemos expresar cualquier tipo de opinión, sin censura previa, y sin represalias. Para eso creo que ha sido importantísimo el aporte de las redes sociales.

2.- Hace pocos días se aprobó la paridad en el proceso constituyente ¿De qué manera este influirá en nuestra  sociedad?

R: En lo personal, creo que hay que apoyar todas las acciones que vengan a equiparar cualquier tipo de discriminación, en este caso, de género. Era lo lógico aprobar la paridad de género, siempre debió haber sido así,  lo ilógico era tener a puros hombres dirigiendo foros de lactancia materna, y no sólo esos temas, por ejemplo, temas como la violencia obstétrica creo que deben ser legislados por mujeres ¿cómo yo voy a legislar sobre algo que jamás me tocará vivir y que es exclusivo de las mujeres? Es lo lógico y creo que hay que seguir avanzando y aprendiendo. En pocos años se han ido poniendo en duda todos los moldes de esta sociedad, incluyendo el patriarcal, falta mucho que aprender aún.

3.- Hay veces que hablar de los derechos humanos es sinónimo de países en guerra o en con grandes crisis económicas. Culturalmente ¿cuál es el rol de las artes, específicamente de la música, entorno a este tema?

R: La música es una manifestación de la libertad de expresión, sin duda, a través de ella, sobre todo en la forma canción, se transmiten ideas, pensamientos, que sirven para comunicarse con la gente. En tiempos tensos políticamente, se suele comenzar a censurar, a veces de manera sutil, o algunas veces, sin ninguna verguenza. Por eso mismo hay que tener claros tus derechos, y saber que los límites de la libertad de expresión son los delitos de injurias ni calumnias, fuera de eso nadie te puede decir nada, ni censurar previamente ni tener que pedir permiso ni tener represalias futuras. Eso lo puedes hacer valer a través de un recurso de protección. Pero también es importante que se sepa de voz en voz, hay que tener ojo porque los gobiernos totalitarios siempre han ocupado la censura como primera forma de acallar las ideologías. Además me gustaría agregar que, sobre todo en estos tiempos, hay que ver el real valor de un concierto o tocata, no sólo te estay juntando a compartir en torno a la música, estamos ejerciendo derechos fundamentales como la libertad de reunión, de expresión etc. 

4.- En concreto, y tomando en cuenta los años de lucha que los artistas nacionales han dado frente a sus derechos ¿Sientes que es necesario asegurar constitucionalmente el acceso a la cultura y las artes, tal como se lucha por la educación, la salud, las pensiones?

R: Por supuesto, el ser un trabajador de la cultura en Chile automáticamente significa saber que vas a tener que desenvolverte en condiciones laborales precarias, no tenemos contrato -la mayoría de las veces- seguros ni previsión. Imagínate que si estay en el escenario y te quiebras una pierna tú mismo tienes que poner de tu bolsillo para cubrir los costos médicos. Así uno aprende a sobrevivir, pero me gustaría que para las generaciones de músicos que vienen la cosa sea un poco más sencilla, o un poco más justa.

5.- Tomando en cuenta las demandas sociales ¿cómo te imaginas el triunfo del apruebo y la nueva constitución?

R: Creo, personalmente, que el apruebo es sólo el comienzo, de ahí queda una larga discusión en torno a quienes serán los redactores, los contenidos, se van a pelear hasta las comas. Lo bueno es que ahora hay más acceso a la información, y la gente está más despierta, ya no le cree todo a x persona sólo porque sale en la tele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *