Estudio revela que matrimonio gay aumenta la felicidad.

Hay que ver lo que nos gustan los estudios, sobre todo si nos dicen cosas interesantes. Ahora, un nuevo estudio norteamericano ha llegado a la conclusión de que el matrimonio gay aporta bienestar tanto físico como mental para los esposos y esposas. Vamos, algo para lo que no haría falta hacer un estudio, pero ellos lo hacen, y nosotros lo compartimos contigo.

Ha sido la Universidad de Washington la que ha realizado este estudio en el que, eso sí, también se incluye el matrimonio heterosexual, ya que nosotros no somos precisamente de discriminar. El título del estudio ya da buena pinta: “Envejecer con orgullo: estudio sobre salud nacional, envejecimiento, sexualidad y género” y se ha convertido en el primero de sus características que incluye abiertamente el matrimonio homosexual, que ya hace un año que es legal en todo Estados Unidos.

 

En el estudio se ha entrevistado a más de 1.800 personas LGBT de más de 50 años que han vivido en los primeros estados en los que fue legal el matrimonio homosexual en USA. De esa selección, el 25% estaba casado, otro 25% estaba en una relación serie y la mitad estaban solteros.

El estudio no solo revisó el bienestar psicológico y mental sino también el físico, y se llegó a la conclusión de que las personas casadas o en una relación de compromiso salían mejor paradas a la larga. Esto parece un poco deprimente porque parece que nos de a entender que para conseguir la felicidad es obligatorio tener una pareja que te aguante, y todos sabemos que no es así, pero está claro que si estás en una relación a gusto y con la persona que tú quieras, sea del género que sea, serás mucho más feliz que si estuvieras solo o con alguien con quién no congenias de ninguna forma.

Ser abiertamente gay te hace más feliz

Otro elemento clave que concluyen en este estudio es que vivir tu vida abiertamente sin esconderte, es decir, ser homosexual, bisexual o transexual y no tener que escondérselo a la gente, juega un papel crucial en el hecho de que tú seas más feliz, puedas encontrar a la persona de tu vida y te cases. Y al final, todo esto no trata de “casarse es obligatorio”. De hecho, hoy en día se casan muchas menos parejas de las que lo hacían antes. Esto trata de que puedas hacerlo, de que tengas los mismos derechos que una pareja heterosexual para poder rechazar casarte o pegarte el bodorrio de tu vida. Tú decides.

Comenta con Facebook

You may also like...

Sorry - Comments are closed

RADIO EN VIVO

SITIOS AMIGOS

CAMPAÑAS SOCIALES

PUBLICIDAD

A %d blogueros les gusta esto: