La Casa Blanca emite por fin su opinión sobre purga gay en Chechenia

Después de un largo silencio frente a los operativos desplegados por el gobierno de Checehnia con el fin de encarcelar y torturar a hombres homosexuales en un campo de concentración, por fin la Casa Blanca ha emitido una opinión al respecto, no del toda satisfactoria para los activistas y defensores de los derechos humanos.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Heather Nauert, señaló que el gobierno del país encontró “preocupantes y molestos” los comentarios que el presidente de Chechenia expresó en una entrevista para HBO, en la que se refirió a los periodistas y activistas LGBT como “demonios” y en la que solicitó que “si existían gays en el país, se fueran a Canadá”.

Nauert indicó que la administración de Donald Trump tiene planeado abordar esta cuestión con las autoridades rusas “en los más altos niveles”. No obstante, Trump y el secretario de Estado, Rex Tillerson, se han negado a hablar con Vladimir Putin sobre los abusos en contra de los derechos de las personas LGBT en Chechenia y el resto de Rusia.

La única diplomática estadounidense que se ha pronunciado en contra de estos proyectos es la representante del país ante la ONU, Nikki Haley.

“Es sorprendente que la Casa Blanca no pueda ni siquiera confirmar si el presidente Trump es consciente de la violencia anti-LGBTQ en Chechenia. Parece que el presidente Trump sólo es consciente de las noticias que incluyen su propio nombre”, declaró Sarah Kate Ellis, directora general de la Asociación Ley y Lésbica contra la Difamación (GLAAD).

“Si el presidente Trump no se une a la embajadora Haley y a otros líderes mundiales en condenar esta crisis humanitaria, es sólo una prueba más de que su administración trabaja para obligar a las personas LGBT en todo el mundo a estar de nuevo en el armario”, señaló la activista.

En junio, poco después de que Sarah Sander, vocera de la Casa Blanca no pudiera emitir cuál era la opinión de Donald Trump sobre los atentados contra los homosexuales en Chechenia y si estaba al tanto del tema, el Congreso de Estados Unidos recibió una propuesta de para que el gobierno se pronunciara en contra de la represión homosexual.

La propuesta fue entregada al congreso por la representante republicana Ileana Ros-Lehtinen, quien es de ascendencia cubana y forma parte de House LGBT Equality Caucus, un centro que impulsa acciones en defensa de los derechos de las personas de la diversidad sexual.

Con información de Gay Star News. Imagen tomada de The Australian.

Comenta con Facebook

Tags

You may also like...

Sorry - Comments are closed

RADIO EN VIVO

SITIOS AMIGOS

CAMPAÑAS SOCIALES

PUBLICIDAD

A %d blogueros les gusta esto: